Category Archives: Tips de Salud

¿Cómo atenuar la retención de líquidos en el embarazo?

Durante este periodo es normal que se genere retención de líquidos o edema, por efectos hormonales o aumento del volumen sanguíneo, sobre todo en las extremidades inferiores, durante el último trimestre de la gestación.

Es común escuchar a las mujeres embarazadas decir que tienen los tobillos y pies “hinchados”, síntoma provocado por la retención de líquidos, el cual se prolonga durante todo el periodo de gestación y es generado por fluidos atrapados en los tejidos del cuerpo, como también por otras condiciones propias del embarazo.

“La retención de líquido (edema) ocurre básicamente por dos razones: primero, en el embarazo aumenta aproximadamente en un 50 % el volumen circulante en el torrente sanguíneo y algunas mujeres no son capaces de manejar adecuadamente esto y parte de ese volumen pasa a los tejidos, generando edema. En segundo lugar, una vez que el útero ha alcanzado cierto tamaño, genera un efecto de tumor abdominal, aumentando la presión sobre las venas, las cuales llevan la sangre de vuelta al corazón desde las extremidades inferiores, por consecuencia se produce una retención de sangre en estas generando edema”, explica Eduardo Faúndez, Médico Coordinador de la Unidad de Ginecología y Obstetricia de Clínica Bupa Santiago.

¿Se debe controlar la retención de líquidos? La retención de líquidos es una condición normal del embarazo y no genera riesgos, pero debe ser controlada siempre, sobre todo en mujeres que experimentan su primera gestación, ya que pueden tener patologías asociadas como hipertensión o diabetes. Cuando la retención de líquidos se presenta en zonas como cara o manos, es importante advertirlo, ya que es un síntoma de hipertensión en el embarazo.

 

Sobre los niveles de retención de líquidos que puede experimentar una mujer durante su embarazo, el ginecólogo de Clínica Bupa Santiago indica que “esta condición puede ser intermitente durante el embarazo, siendo más frecuente en el último trimestre de la gestación y dependiendo del tipo de actividad física de la mujer y del calor ambiental. Además, las mujeres con mayor riesgo son aquellas hipertensas, obesas y las que pasan muchas horas del día sentadas”.

Read more

¿Qué hacer en caso de accidente por inmersión?

Altas temperaturas y niños de vacaciones se transforman en el escenario perfecto para ponerse traje de baño y disfrutar de playas y piscinas. Sin embargo, es necesario tener en cuenta una serie de precauciones para evitar accidentes por inmersión los cuales se intensifican en estos meses de sol. Frente a esto, la Dra. Karina Michea, pediatra de Clínica Ciudad del Mar, nos enseña cuáles son las técnicas de primeros auxilios que se deben aplicar instantáneamente.  

El verano es la época de los accidentes por inmersión. Es así como la mitad de estos, se producen durante los meses de enero, febrero y marzo y un tercio de ellos afecta a niños preescolares. Basta muy poco tiempo de inmersión para provocar secuelas graves, como daño neurológico o incluso la muerte. La Dra. Karina Michea, Pediatra de Clínica Ciudad del Mar, explica que “sólo diez centímetros de agua son suficientes  para que un niño o niña, especialmente menor a un año, se ahogue, ya que el tercio de su cuerpo es la cabeza y no tienen la fuerza suficiente para salir a la superficie.” En el caso de jóvenes y adultos, los accidentes se producen en general por conductas temerarias o actividades en el agua estando bajo la influencia del alcohol.

Read more

Calor y deshidratación: los riesgos de esta peligrosa combinación

La sed es el primer síntoma

Antes de la llegada oficial de la época estival, las olas de calor han adelantado el verano y sus altas temperaturas. Ante esta situación, es importante anticipar también el cambio de vestuario, el protector solar y empezar a tomar más agua. Si no adoptamos estas precauciones, la deshidratación puede limitar el funcionamiento normal del cuerpo, comprometiendo nuestra capacidad de responder ante situaciones cotidianas. Por ello, el coordinador médico de Help, Dr. Fernando Martínez, explica qué pasa en el organismo cuando mesclamos altas temperaturas con la baja ingesta de líquido.

Las altas temperaturas que caracterizaron los primeros días de noviembre fueron un adelanto de lo que se vivirá este verano en el país. Para disfrutar el sol y el calor de esta temporada, es importante considerar los efectos que estas condiciones tienen en el organismo. “La deshidratación afecta la capacidad del cuerpo para disipar el calor por lo que aumenta el riesgo de hipertermia, es decir, cuando el organismo se queda sin mecanismos para disminuir la temperatura”, explica el coordinador médico de Help, Dr. Fernando Martínez.

Tan importante es el equilibrio para una persona, que mantener un cierto volumen de agua es fundamental para sobrevivir.  Por ejemplo, si pierdo líquido, el organismo empieza a ahorrar agua, lo cual se nota en una orina mucho más concentrada. “No obstante, si la perdida es superior a mi capacidad de ahorro, me deshidrato y puede haber un deterioro de las funciones de nuestro cuerpo” afirma el especialista. Los riñones son los primeros en fallar y con ello se cae en un círculo vicioso de daños progresivos.

 

¿A qué síntomas estar atentos?

La sed es el primer aviso de que el calor está afectando las funciones del organismo  y que necesita hidratación. “Posteriormente aparece un decaimiento progresivo y malestar general cada vez peor, pudiendo llegar a compromiso de conciencia o desmayo, estado que se ejemplifica perfectamente con los maratonistas que llegan a la meta absolutamente perdidos” aclara el Dr. Martínez.

Si  no se interviene para  buscar la manera de rehidratar, el paciente puede llegar a morir, una situación que era más frecuente hace algunos años cuando las diarreas en niños no se lograban controlar.

¿Cuánta agua debo tomar?

En general, un adulto necesita consumir aproximadamente dos litros de agua, además del líquido habitual que está presente en cada una de sus comidas. “En situaciones que uno sabe que va a correr el riesgo de perder mucho líquido por exceso de calor, actividad física u otra razón, debe ir ingiriendo agua antes de tener sed. Esta recomendación es especialmente delicada en los niños y ancianos que son los grupos más propensos a sufrir problemas  con la deshidratación” explica el especialista.

Picaduras de insectos: ¿Qué síntomas deben levantar alertas?

Desde mosquitos hasta arañas de rincón

Si de picaduras se trata, el verano es la época más complicada y con mayor prevalencia de estas lesiones, tanto en niños como en adultos. Cuando la mayoría de las actividades son al aire libre y las temperaturas son ideales para la presencia de diferentes insectos, es importante estar alerta a las reacciones y alergias que estos pueden provocar. La directora de la Central Médica y Desarrollo Clínico de Help, Dra. Katherin Falck, entrega recomendaciones para tratar las picaduras y explica cómo reconocer casos de mayor gravedad.

Una de las pocas cosas que puede interferir con el descanso durante las vacaciones son los mosquitos, que en días de calor suelen invadir los lugares de veraneo. Aunque este y otros insectos característicos del verano chileno suelen generar picaduras molestas pero inofensivas, en algunos casos pueden derivar en cuadros peligrosos para el organismo. Por ejemplo, en el caso de los arácnidos, “entre un 10 y 15% de las personas que han sido mordidas por una araña de rincón pueden sufrir complicaciones severas que comprometan su estado de salud, por lo que hay que estar atento a la evolución de la zona afectada y consultar al médico”, asegura la directora de la Central Médica y Desarrollo Clínico de Help, Dra. Katherin Falck.

La mayoría de los insectos comunes -zancudos, abejas, chaquetas amarillas y pulgas- tienden a producir reacciones inflamatorias locales leves, pero en cambio los arácnidos pueden producir reacciones severas que, en casos poco frecuentes, llegan a ser incluso mortales. Específicamente, la mordedura de la araña de rincón produce una brusca sensación punzante en la piel y un profundo dolor desde el momento exacto de la picadura, seguida de una hinchazón en la zona afectada. Además, “la piel que rodea la mordedura se transforma en una placa roja con un centro de color violáceo y generalmente aparece en el centro una ampolla con contenido hemorrágico”, explica la especialista.

En el caso de una picadura causada por zancudos, abejas o pulgas, se recomienda observar el comportamiento de la lesión mientras se aplica hielo local en la zona afectada. Si la inflamación inicial es intensa y si hay mucha picazón, se puede utilizar un antihistamínico. En cambio,  en una mordedura de araña, se debe acudir inmediatamente a un centro asistencial, idealmente con el arácnido en cuestión, para una evaluación médica.

 

Prevenir antes que lamentar

El sol y el aumento de las temperaturas son dos factores que influyen en el aumento de mosquitos e insectos en el ambiente, lo que ocurre principalmente porque en este periodo se encuentran en etapa de proliferación. Por ello, y para evitar cualquier emergencia, la especialista recomienda agitar y revisar toda la ropa al momento de vestirse, sacudir las toallas, separar las camas de los muros, sellar con silicona las ranuras de puertas y ventanas, y realizar aseos prolijos en el hogar, especialmente en los lugares oscuros y con poca luz como el clóset, muebles y bodegas.

Los más propensos a sufrir una picadura son los niños, porque realizan más actividades y juegos al aire libre que los exponen a estos riesgos de la naturaleza. La Dra. Falck agrega que generalmente los menores tienden a rascarse la zona afectada, “aumentando el peligro de generar un infección que requiera de atención médica”.

 

Recomendaciones

La doctora de Help entrega una serie de recomendaciones para evitar un episodio de este tipo y el riesgo de una posterior infección:

  • Vestir ropa blanca o clara que cubra los brazos y piernas.
  • Usar repelentes.
  • Evitar el consumo de alimentos dulces al aire libre.
  • No acercarse a los nidos abejas, avispas y, sobre todo, no provocar a los insectos.
  • Contar con un botiquín de emergencia, sobre todo cuando hay casos de cuadros alérgicos.
  • Consultar con el médico de cabecera sobre las recomendaciones en esta materia, previas a salir de vacaciones.

Ser Padres no es fácil y siempre queremos hacerlo lo mejor posible

Porque muchas veces tenemos dudas y miedos sobre la salud y correcta alimentación de nuestros hijos, Similac 3 lanza su nueva página web www.similac3.cl donde encontrarás consejos y tips para apoyarte en el proceso de aprender a ser padres y enfrentar los desafíos de los primeros años.

Además, podrás conocer más sobre la última innovación de Similac 3, que tras 15 años de investigación lanzó en Chile la primera fórmula con HMO. Los HMOs presentes en las guatitas de los niños alimentados por mamá apoyan su desarrollo, protegiéndolos de adentro hacia afuera. Por eso Similac 3 es la primera en incorporar HMO y la única fórmula libre de oleína de palma, protegiendo a tu hijo y a su guatita en la etapa de más rápido  desarrollo, que se extiende hasta su tercer cumpleaños.

Nuevo Similac 3 con HMO, protección y fácil digestión.

 

Consulta con tu pediatra.

 

 

 

1 2 3 13