Hit enter after type your search item

Mitos y verdades sobre ir al dentista en tiempos de Covid–19

De acuerdo al director odontológico de IntegraMédica, Guillermo Salgado, ir al dentista no es de mayor riesgo que otras atenciones médicas, ya que las medidas de seguridad en los centros se han fortalecido aún más producto de la pandemia.

Un ambiente de incertidumbre es el que se vive en torno a las atenciones odontológicas durante la pandemia, principalmente por el temor de las personas de contagiarse con Covid–19. Sin embargo, el director odontológico de IntegraMédica, Guillermo Salgado, llamó a mantener la calma y entregó detalles sobre cómo la salud bucal es algo que no se puede descuidar en este tiempo.

Mitos y verdades

Si voy al dentista, soy más propenso a contagiarme de Covid–19, por el uso de insumos, el estar más expuestos al abrir la boca, entre otras cosas.

  • Ir al dentista no es de mayor riesgo que otras actividades, al contrario. Las atenciones odontológicas históricamente han tenido altas medidas de seguridad en la atención con elementos de protección personal (EPP), y ahora en pandemia, estas medidas de seguridad se han fortalecido aun más, dando tranquilidad tanto al odontólogo como a los pacientes.

Los centros odontológicos tienen los mismos/distintos resguardos de seguridad por Covid–19 que los hospitales y/o clínicas.

  • Cada servicio de salud tiene los resguardos de acuerdo a los procedimientos que realiza, y el área odontológica no es la excepción. En el área ambulatoria, el servicio de odontología es uno de los más resguardados, dado que no es una simple consulta, sino que son procedimientos con un menor o mayor grado de complejidad en un área, que se sabe, puede ser potencialmente contagiosa (oral). Pero esta potencialidad siempre ha existido con otras enfermedades bacterianas y virales, por lo cual los resguardos no deben enfocarse solo en el ámbito clínico, sino que también en las áreas no clínicas, como salas de espera y/o recepción, donde los pacientes deben respetar el uso obligatorio de mascarilla, las indicaciones de distancia, de llegar a la hora para evitar saturar los espacios, venir solos si no necesitan compañía, entre otras indicaciones.

No es necesario hacerme chequeos dentales, si no presento nada irregular

  • Si una persona percibe algo inusual en su boca, no lo debe dejar pasar, ya que puede ser el comienzo de algo que se pueda transformar en una urgencia odontológica. Esto cobra más importancia si la persona tiene un tratamiento en curso, o bien, si tiene alguna enfermedad crónica que complique aún más su estado de salud oral y general.

No es necesario que vaya al dentista en época de pandemia, si mantengo una buena higiene bucal y como alimentos que me ayudan a mantenerla así, como por ejemplo, manzana verde.

  • En pandemia se ha observado un aumento en el número y gravedad de enfermedades orales, dado que la situación de encierro ha generado un cambio en los hábitos de higiene oral y además en la dieta, tanto en tipo de dieta como en frecuencia, consumiendo alimentos ricos en azúcares de alto riesgo carogénico y disminuyendo la frecuencia de cepillado. Por otro lado, no hay alimentos que permiten mantener una higiene, eso es el mayor de los mitos.

Si no voy al dentista físicamente, existen otras opciones para tener una atención médica dental.

  • Si una persona tiene temor de salir de su hogar, es recomendable hacer consultas a través de fonos de consulta dental o teleodontología. Así, se puede definir si es necesaria la visita.

 

 

 

This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :