Hit enter after type your search item

Columna Weleda: La respiración durante la gestación y parto

Respirar es algo completamente natural, esta presente desde que nacemos hasta el ultimo instante de nuestra existencia. ¿Qué tan conscientes somos de ella? ¿Sabias que puede ser una excelente herramienta para tu gestación y parto?

Un buen manejo de la respiración te permitirá obtener los beneficios que proporciona en momentos difíciles para tu mente, tu cuerpo y emociones. Además, nos permitirá sobrellevar la contingencia actual, donde es normal que se presenten mas sensaciones de angustia, miedo y ansiedad. Los ejercicios de respiración también te ayudaran a evitar bloqueos emocionales y que la energía primordial fluya en nuestro interior entregándote bienestar.

  1. Respiración profunda – Manejo de la ansiedad, conciliar el sueño y lograr un mejor dormir.

Adopta una postura cómoda, que puede ya sea ser sentada con las manos en tu vientre o recostada en la cama (por ejemplo, previo al descanso nocturno).

Comienza a inhalar y exhalar por nariz de forma lenta, deja que tu respiración simplemente suceda. Siente poco a poco como tu abdomen se llena de aire en la inhalación, luego costillas, pecho y clavículas. La idea es que todo tu tronco participe en la respiración. Luego exhala el aire por tu nariz y permite que tu abdomen se relaje, se expanda y que tu diafragma descienda.

Trata de no intervenir, simplemente que suceda. Con el tiempo vas a ir notando que vas a poder llevar mas aire a tu cuerpo. Repite cuantas veces desees.

  1. Respiración alternada

En esta respiración ocupamos una técnica que es tapando las fosas nasales. Así vamos alternando la inhalación y exhalación. Por ejemplo, tapamos con el pulgar la fosa nasal izquierda, inhalamos profundo por la derecha, y vamos cambiando entre una y otra.

Ocupando esta técnica tenemos mas control de la respiración. Realízalo de forma lenta, repitiendo varias veces. Esta respiración te permite activar, limpiar los canales energéticos logrando equilibrar nuestro lado femenino y masculino brindándote bienestar y tranquilidad.

  1. Vocalización en el trabajo de parto

Esta respiración es muy recomendada durante el trabajo de parto. Te ayuda atenuar o sobrellevar de mejor forma las contracciones. La mandíbula, la garganta están fuertemente conectadas con la pelvis. Por lo cual si logras relajar y abrir estas zonas de tu cuerpo, la zona de tu pelvis también lo hará y permitirá la expansión de tu periné. Si tu mandíbula esta tensa, o contraída, tendrá el mismo efecto en tu canal vaginal.

Inhala profundo por la nariz, al exhalar abre tu boca y emite sonidos vocalizando. Las vocales a y o son mas recomendadas, ya que la apertura de tu boca es mayor. Trata de relajar lo que mas puedas cuando exhalas el aire. Puedes complementar esta respiración con movimientos de pelvis, caminar o sentarte sobre la pelota de parto.

This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :